Aug 26, 2010

26 de agosto día en que la Fé se hace carne

"La mayor enfermedad hoy día no es la lepra ni la tuberculosis sino mas bien el sentirse no querido, no cuidado y abandonado por todos. El mayor mal es la falta de amor y caridad, la terrible indiferencia hacia nuestro vecino que vive al lado de la calle, asaltado por la explotación, corrupción, pobreza y enfermedad."
La Madre Teresa de Calcuta

 


Era un 26 de Agosto de 1910 cuando en la ciudad de Uskub (hoy Skopje, capital de la República de Macedonia) se presentaba al mundo Agnes Gonxha Bojaxhiu; la cual en 1937 cambiaría su nombre al celebre e inolvidable "Madre Teresa". Entre sus notas relevantes se encuentra la constitución de Misioneras para la caridad; también por el hecho de haber sido galardonada con el premio novel de la paz en 1977 y por sobre todo se caracterizó por una insondable entrega y amor por los que menos tienen.

Toda su vida fue un fiel reflejo de su credo, una coherencia perfecta entre sus palabras y sus acciones. Vivió para servir y responder a los sectores marginados; aquel mensaje vivido fue tan fuerte que ha atravesado las paredes del tiempo para exhortarnos a vivir una espiritualidad comprometida con la realidad, en especial con aquello más desaventajados.

En contra corriente la mayoría de los denominados "revival" y los fenómenos carismáticos y neocarismáticos han acentuado y profundizado una espiritualidad dicotómica que se parece más a las enseñanzas del Fedón de Platón que a las del Nuevo Testamento. El ser espiritual se centra en lo cúltico; es en ese espacio donde se despliega y se manifiesta a pleno su espiritualidad. Todo lo demás es de carácter accesorio; lo importante es "salvar el alma" pues la carne es la cárcel de aquélla. De esta forma todo las actividades extra-cúlticas son netamente anzuelos para reclutarlos "a la verdad y a la salvación", y no una viva expresión de fe.

Este tipo de espiritualidad hace también una apuesta fuerte al hedonismo y al individualismo, en detrimento lo racional y lo comunitario, a los cuales ahogan y terminan por extinguirlos-; puesto que lo importante es "sentir" y "sentirme bien". Al mismo tiempo las principales metáforas que más se utilizan para autodefinirse son principalmente de carácter belicoso como por ejemplo: Ejercito de Dios, Guerra Espiritual; la Gran Batalla; las armas espirituales, etcétera.

Los principales modelos que representan estas formas de espiritualidad se caracterizan por sus impactantes desempeños en los escenarios y púlpitos; por lo tanto a mayor grado de manifestaciones y acontecimiento que sorprendan a los creyentes más elevado será su nivel espiritual. Es decir el nivel de espiritualidad esta en estricta relación con lo que acontezca en el culto. Estos modelos que encarnan los valores de este tipo de espiritualidad poseen un estilo de vida que se asemejan a las de un C.E.O empresarial.

En lo que atañe a la eclesiologia sobre las que se estructuran estos movimiento neocarismáticos, se encuentra diseñada a base a modelos empresariales que son utilizado por sociedades comerciales; en donde analógicamente el líder espiritual actúa como el gerente y los feligreses como los empleados; con la diferencia que estos últimos no reciben remuneración y ni tienen obra social. 

La estructura organizacional, en razón de lo mencionado, es verticalista; de tal forma que se sucede un proceso de homogeneización de los integrantes, siendo muy peligroso para la estructura el pensar diferente.

Por lo cual esta somera descripción de este tipo de espiritualidad traen, en resumidas palabras, un importante desarraigo de la realidad; siendo alienante y acrítica a su contexto histórico, económico y político; Adolece de ser una espiritualidad comprometida con el "más acá". Es por esto que el mensaje que encarnó la Madre Teresa de Calcuta nos hace reflexionar sobre nuestra espiritualidad, la cual actúa como espejo y nos exhorta a vivir de una manera integra, comprometida con nuestros "próximos" en especial con aquellos grupos desaventajados. A continuación quisiera finalizar con una serie de frases y una poesía de la Madre Teresa de Calcuta.

"Cuanto menos poseemos, más podemos dar. Parece imposible, pero no lo es. Esa es la lógica del amor."

"Nosotros predicamos un Dios bueno, comprensivo, generoso y compasivo. Pero, ¿lo predicamos también a través de nuestras actitudes? Si queremos ser coherentes con lo que decimos, todos deben poder ver esa bondad, ese perdón y esa comprensión en nosotros."




"En el momento de la muerte, no se nos juzgará por la cantidad de trabajo que hayamos hecho, sino por el peso de amor que hayamos puesto en nuestro trabajo. Este amor debe resultar del sacrificio de sí mismos y ha de sentirse hasta que haga daño."

UNA SONRISA

Una sonrisa en los labios alegra nuestro corazón,
conserva nuestro buen humor,
guarda nuestra alma en paz,
vigoriza la salud,
embellece nuestro rostro
e inspira buenas obras.

Sonriamos a los rostros tristes,
tímidos, enfermos, conocidos,
familiares y amigos.

Sonriámosle a Dios con la aceptación
de todo lo que El nos envié y
tendremos el merito de poseer
la mirada radiante de su rostro
con su amor por toda la eternidad.

Las palabras de Cristo son muy claras,
pero debemos entenderlas como una
realidad viviente, tal como El las propuso.
Cuando El habla de hambre,
no habla solamente del hambre de pan,
sino hambre de amor, hambre de ser
comprendido, de ser querido.

El experimentó lo que es ser rechazado porque
vino entre los suyos y los suyos no lo quisieron.
Y El conoció lo que es estar solo,
abandonado, y no tener a nadie suyo.

Esta hambre de hoy, que esta rompiendo vidas en todo el mundo destruyendo
hogares y naciones, habla de no tener hogar, no solamente un cuarto con
techo, pero el anhelo de ser aceptado, de ser tratado con compasión, y que
alguien abra nuestro corazón para recibir al que se sienta abandonado.

-Madre Teresa, M.C.

No comments:

Post a Comment