Aug 8, 2010

Algunas consecuencias devastadoras de los monopolios y oligopolios de los mass media


...porque raíz de todos los males es el amor al dinero...
1ra de Timoteo 6:10 (La Biblia)





Lo que realmente me preocupa es que cada vez es más evidente el comportamiento oligopólico de los mass-media; los cuales día tras día marcan las agendas de la sociedad en pro de sus intereses económicos y políticos.

Las conductas monopólicas y oligopólicas en la mayoría de los ámbitos casi siempre han sido dañinas. Es importante saber que hay varios tipos de monopolios; a titulo ejemplificativo están los monopolios y oligopolios naturales y legales, tal es el caso de las compañías que brindan servicios públicos. También ha habido muchas veces comportamientos oligopolios entre las empresas que venden determinados productos; así como entre aquellas que compran en grandes cantidades de una determinada especie, a estos se les llama monopsonios y oligopsonios. En este ámbito se han creado organismos de control, regulación y sanción en virtud de la ley 25.156 siguiendo el mandato constitucional del artículo 42 de la CN. Con la finalidad de proteger a los consumidores.

Pero, claro es que hay un tipo de monopolio u oligopolio donde considero que trae un mayor impacto y efecto que los anteriores y que ha tenido hasta hace poco una dudosa regulación y reglamentación; y que ha mantenido desprotegida a toda la ciudadanía. Me refiero al caso de los monopolios y oligopolios de los medios de comunicación; es decir aquellos grupos económicos que poseen este control dejan de ser en una voz dentro del sistema democrático y pasa a ser la voz con mayúscula, distorsionando el acceso a la información y por lo tanto acallando las demás voces.

El enemigo histórico de la libertad de expresión ha sido el Estado; es quien ha controlado, restringido y hasta censurado todo discurso que no fuese funcional al oficial a lo largo de la historia. Pero hoy en día las grandes corporaciones y grupos económicos se han hecho tan poderosos como el Estado; logrando manipular y en algunas ocasiones hasta controlar la opinión publica.

Vale aclarar que la libertad de expresión tiene varias facetas. Una de ellas es ser principio informador del sistema democrático. Puesto que la libertad de expresión tiene como presupuesto la igualdad y la dignidad que configura a cada uno de los miembros de la democracia. Igualdad en un sentido formal en cuanto no hay voces privilegiadas por sobre otras; e igualdad desde una perspectiva material ya que que refuerza aquellas voces históricamente acalladas y marginadas; También la dignidad, en cuanto concibe al ser humano como ser configurado en el sentido. Esto es, que se le reconoce el "uso de la palabra" como medio emancipador y creador de conciencia histórica.

Es evidente que la libertad de expresión es ahogada por estos oligopolios trayendo consecuencias devastadoras; en primer término, el principio informador se ve distorsionado y desfigura el sistema democrático; hasta me atrevo a decir que lo degrada a una Plutocracia; donde solamente tienen voz las ideas de los poderosos y aquellos que esbozan un discurso funcional a sus intereses económicos. La posibilidad de tener y hacer uso de la palabra a la comunidad ha sido fuertemente acortada por esta plutocracia y su monopolio del discurso.

Esa monopolización del sentido desfigura la ontología de la noticia pensada como construcción social dentro de un marco democrático. Llevándola a la mercantilización de la misma; en donde se rigen por las leyes del mercado y por intereses netamente privados.

De esta manera los criterios de selección que van a determinar que hechos serán noticia y que cuales no lo serán; son pergeñados por intereses privados; mostrando en la mayoría de las situaciones una percepción artificial del mundo con mandato imperativo de realidad; esto es en razón de su monopolio de sentido.

Por lo cual la “noticia” se transforma en una construcción de sentido expoliada del mundo bajo principios seleccionadores  que  se encuentran configurados y dirigidos hacia fines económicos y políticos de los grupos que detentan los mass media.

Otra de estas consecuencias es la pauperización de la actitud crítica de los ciudadanos. Los vuelve pasivos y manipulables; los aliena, los distancia de conocer la pluralidad de realidades. Los mass media lo inyectan en la doctrina del pensamiento único haciéndolos acríticos.Vulnerando, en última instancia la mismísima ontoligicidad del ser humano, que es ser “sentido” en cuanto a que se le niega el uso de la palabra y de re-significar en dialogo con sus pares “el mundo”.

Es necesario que Estado se afirme como Estado de Democrático de Derecho. Siendo clave la ponderación, el ejercicio y la limitación de todo aquello que impida el libre ejercicio de la libertad de expresión y el acceso de la información en su más amplio sentido.

Que todas las voces se hagan oír; para el desarrollo de una ciudadanía más virtuosa e involucrada en la RES-PÚBLICA, crítica e informada. Que fomente el diálogo y una tolerancia activa.

Devolverle el uso de la palabra a las comunidades para que se pueda apreciar lo grandioso de la diversidad y el efecto dialéctico; porque recuperando la conciencia de sentido se recuperará la conciencia de historicidad y de cambio.

No comments:

Post a Comment